Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
Repostería celestial en Úniko Delicatessen

Nuestra Señora de Las Caldas es visita obligada en Cantabria. Esta famosa hospedería está ubicada junto al Santuario del Siglo XVII y tiene sus orígenes en una ermita situada junto al río Besaya, al ladito de la antigua calzada romana y de las aguas termales que dan nombre al lugar. Así, entre el azul del mar y los Picos de Europa, repleta de espacios naturales, la tierruca se ofrece al visitante en su estado más puro, a sólo 15 minutos de las playas y los principales lugares turísticos de la región. De puertas para dentro, el establecimiento hotelero oferta una experiencia integral que aúna el alojamiento, la gastronomía y los eventos. A tal efecto, cuenta con amplias zonas verdes que hacen las delicias del visitante, sin olvidar sus imponentes salones, siempre demandados para bodas, bautizos, comuniones y reuniones comerciales.

Siendo, de esta guisa, el establecimiento perfecto tanto para albergar un catering de empresa como una celebración familiar, puesto que el comensal puede elegir entre una amplia variedad de exquisitos menús. No obstante, hay un aspecto menos conocido, mas no por ello menos destacable. Se trata de la fantástica repostería artesana que elaboran allí a diario. ¿¡Y cómo!?

100% artesanal
Pues, en estas lides, recurren a la alta tecnología del sector, es decir, baten la masa de sus increíbles sobaos a mano, tan sólo con la ayuda de una varilla, tal como lo hacían nuestras abuelas antaño, en sus casas, en medio del campo. De ahí, precisamente, recolectan los mejores ingredientes kilómetro 0, frescos, frescos, con los que confeccionan estas sabrosas viandas, caracterizadas por su textura esponjosa y su inconfundible sabor a mantequilla. 

Pero aún hay más, pues no conviene olvidarse de sus afamadas quesadas preparadas, de igual modo, tal como mandan los cánones, con materias primas de calidad, sin colorantes ni conservantes, ya que su fabricación es diaria y sus incondicionales, claro está, les quitan el género de las manos. Da buena cuenta de ello, Úniko Delicatessen que atesora una legión de fieles entre sus parroquianos. ¿A qué esperas para comprobarlo? Date una vuelta por tu Tienda Gourmet de Torrelavega y llévate un surtido de estos bocados celestiales bajo el brazo.